Guia de analítica web para blogs

 Post de autor invitado Roger Llorens

 La analítica web puede hacer maravillas para entender el perfil de lectores que tenemos en nuestro blog, sea cual sea la finalidad del mismo. Podemos llegar a conocer para aplicar a nuestra estrategia de contenidos aspectos tan interesantes y útiles como las horas en las que nos leen con más detenimiento, qué diferencias existen entre lectores y lectoras, cómo interaccionan en base a sus rangos de edad, si nos leen en casa o en el autobús, qué extensión de los artículos es la preferida de nuestro público o qué nivel de fidelización estamos consiguiendo artículo a artículo para nuestro blog.

Estas cuestiones y otras muchas igualmente interesantes las vamos a tratar en esta guía de analítica web para blogs. Si crees que hay algún dato que se te escapa, o no tienes clara la respuesta de alguna de las lecturas que he lanzado en el primer párrafo, entonces prepárate un té o café bien calentito que empezamos el mes de la analítica web, con esta guía de analítica web para blogs.

0.- Plantilla de cuadro de mando de blogs para Google Analytics

Para que nadie se quede en desventaja, os he preparado un panel de control personalizado para esta guía de modo que podáis aplicar la mayoría de análisis que haré sin necesidad de tener conocimientos del funcionamiento de Google Analytics. Suena bien, ¿no? Tan solo necesitáis tener una cuenta de Google Analytics vinculada a vuestro blog, algo que el 99% de vosotros a buen seguro que tiene. Y para ese 1%, ahora es vuestro momento de empezar a tomar decisiones en base a los datos para optimizar el rendimiento de vuestro blog.

En este panel, dashboard o cuadro de mando (terminología al gusto de cada uno) veréis varios informes que os servirán para tomar conciencia de las principales métricas y KPI’s que no se os deben escapar de vuestro análisis.

Para activar el dashboard tan solo debéis clicar en el enlace y vincularlo a cualquiera de las vistas con datos de vuestro Google Analytics. Al ser una plantilla, se adaptará dinámicamente a vuestros datos propios de cada cuenta donde lo enlacéis, así que no veréis mis datos, sino los vuestros directamente.

DESCARGA PLANTILLA

Para exprimir al 100% la parte práctica de esta guía y empezar a aplicar informes y tomar decisiones desde ya mismo.

¿Descargado? Pues vamos a analizarlo al detalle para que veáis todo el jugo que podéis sacarle.

1.- Lectores vs lectoras

Este primer informe nos indica para el rango de tiempo que indiquemos, qué número de lectores y de lectoras tenemos en nuestro blog. Siempre es un buen indicador a tener en cuenta, especialmente en aquellos blogs que traten de temáticas concretas o que formen parte de la estrategia corporativa de una empresa cuyos productos están orientados en mayor medida a un sexo en concreto.

Sin mayor detalle, podremos ver fácilmente otra métrica clave que debemos cruzar con esta primera lectura, y es el tiempo que dedican hombres y mujeres a leer nuestro blog de media.

“Y es que no basta con que estemos orientado adecuadamente el sexo objetivo al que llegamos, sino que hay que comprobar, además, que está respondiendo favorablemente a ese contenido que generamos”

A veces os podría sorprender que pese a hablar de temáticas eminentemente femeninas, el tiempo de lectura de los hombres es semejante al de las mujeres o, cuanto menos, considerable como para tenerse en cuenta. En tal caso,

“Será una excelente oportunidad de crear una pequeña y nueva sección que dé más respuesta a ese pequeño segmento que se nos estaba pasando inadvertido”

A veces os podría sorprender que pese a hablar de temáticas eminentemente femeninas, el tiempo de lectura de los hombres es semejante al de las mujeres o, cuanto menos, considerable como para tenerse en cuenta. En tal caso,

“Será una excelente oportunidad de crear una pequeña y nueva sección que dé más respuesta a ese pequeño segmento que se nos estaba pasando inadvertido”

 Este primer informe podría no mostrarse en tu cuenta de Google Analytics. El motivo será debido a que no tenemos activados los “informes demográficos y de intereses de Google Analytics”.

Para activar esta información tan relevante para la analítica web de un blog, debemos seguir los siguientes pasos:

  • Ir a la pestaña de “Administrador” de Google Analytics
  • En la columna “Propiedad”, ir al apartado “Configuración de la propiedad”
  • Habilitar la casilla que indica “Habilitar los informes demográficos y de intereses”
  • Incluir una línea de código en el snippet de seguimiento de Analytics que tengáis insertado en el código fuente de vuestro blog. Para los que uséis Universal Analytics, debería quedaros del siguiente modo (donde el UA y el dominio al que haga referencia deberán ser los de vuestra cuenta, evidentemente)
  • Listo, a partir de este momento empezaréis a recibir datos demográficos y de intereses en vuestros informes de Google Analytics, y para el caso, en vuestro panel de control que os he compartido.
  • Como apunte final y para hacer bien las cosas, ya solo quedará actualizar la política de cookies de vuestro blog para incluir información acerca de esta nueva fuente (tenéis muchos ejemplos fácilmente en internet que os servirán de modelo)

2.- ¿A qué rango de edad interesamos más?

Esta pregunta que todo blogger o responsable de blog debe hacerse tiene su respuesta en el segundo informe del panel de control que he compartido.

Generando un gráfico dinámico que cruce sexo, edad y visitantes, podremos ver fácilmente aquellos rangos de edad que se han convertido (de forma voluntaria o natural) en nuestros más fieles lectores.

Analizar separadamente hombres de mujeres nos servirá para mantener ese extra de segmentación que nos ayude a tomar mejores decisiones sobre la política de contenidos y la estrategia propia del blog.

Es una información muy relevante para decidir si estamos llegando a los rangos de edad que nos interesan. Tal vez para un blog personal que se redacte como hobby podría no ser determinante, pero sin duda para un blog profesional o corporativo valdrá mucho dinero saber quién nos está leyendo.

De nuevo, las lecturas comerciales son las más determinantes. Si la empresa a la cual pertenece el blog vende productos orientados a hombres de entre 40 y 50 años, debemos controlar que sea este segmento el que predomine entre nuestros lectores. De no ser así, seguramente debamos replantear la estrategia de contenidos o bien los canales de difusión sociales que estamos empleando para ampliar el círculo de lectores del blog.

3.- ¿Qué rango de edad nos dedica más tiempo?

Muy bien, visto cuáles son nuestros principales lectores, ahora pasaremos la lupa sobre ellos y valoraremos el tiempo que dedican a la leer nuestros artículos en base a los rangos de edad que tienen. En este informe del panel no he diferenciado entre hombres/mujeres, aunque esa es una información que podéis saber fácilmente en los informes detallados de Analytics.

Así, el siguiente paso es saber si los rangos de edad que generan los mayores picos de edad también son los que más tiempo nos dedican a leer nuestros contenidos. De nuevo, si todo va respecto lo esperado será positivo, aunque no por ello otros comportamientos no son interesantes de interpretar.

Imaginemos que pese a vender o escribir sobre moda adulta, tenemos unos lectores jóvenes que, aunque no sean mayoritarios, dedican tanto o más tiempo a leer los artículos que resto. Podría deberse a varios factores (que tengan más tiempo libre, que lo hagan en sus ratos muertos en la universidad o el colegio, etc.) pero lo que no debemos obviar es que ese target nos está leyendo en detalle. ¿Por qué no tratar de identificar con una sección concreta o con un artículo orientado a este perfil para adaptar una parte de nuestro contenido a ellos y, a cambio, tratar de entender mejor sus motivaciones?

Es posible que para este teórico ejemplo hubiera una parte que fueran estudiantes de diseño y que, por tanto, nos interese captar para crear un nuevo nicho orientado a “jóvenes talentos”. Quién sabe, la magia de la analítica web es que permite detectar muchos segmentos de interés para un blog con los que generar sinergias positivas y optimizar la toma de decisiones.

4.- ¿Nos leen con calma o “on the go”?

Otra fuente de información que dará alas a cualquier estrategia de contenidos es conocer cómo nos leen nuestros lectores. En otras palabras, ¿cuándo tienen tiempo para nosotros?

Una primera forma de identificar esta interacción lector/artículo es conocer desde qué dispositivo nos leen. Para ser claros, ¿nos leen desde el móvil, un ordenador de sobremesa o portátil o desde la tablet?

Conocer esta distribución es el primer paso para entender desde dónde nos leen. Esta información, además, puede cruzarse con un informe horario en que indique a qué horas tenemos más lectores desde cada dispositivo. De este modo podremos crear perfiles de lectores en base a dispositivo y hora, porque tal vez tengamos distintos picos en varias franjas horarias, pero no siempre responderán a una misma forma de leernos.

Yendo a un caso práctico, si nuestros lectores aprovechan el tiempo en el autobús o del desayuno para leernos, seguramente lo hagan desde dispositivos móviles, mientras que habrá otro segmento que tal vez nos lea por la noche desde su tablet (estirado en el sofá y con una mantita por encima). ¿Y los de sobremesa?

“¡Ah! Este dato siempre me gusta darlo, y es que suele suceder que la mayoría de visitas llegan en horario laboral”

Ya veremos también en el capítulo de la guía orientado a analítica web para ecommerce que, de igual manera, una parte importante de las ventas y consultas se realiza en horarios previos a la hora de comer, cuando ya la energía decae y el tiempo hasta la comida pasa lento.

Así pues, ¿ya tienes identificados todos tus tipos de lectores?

Y es que si tenemos varios picos, podemos generar artículos o estructurar la difusión de los mismos en base a quiénes nos vayan a leer. Un tweet antes de que nuestros lectores cojan el autobús, una broma para los que nos leen antes de comer, un mensaje de envidia para los que nos leen desde el sofá por la noche… personalizando los contenidos a nuestros lectores y, como vemos, la forma en que se los presentamos estaremos robándoles el corazón al instante (y haciéndolo mejor que la competencia seguramente)

Otra máxima de este informe es que en móvil las sesiones que captemos van a ser más breves que en ordenadores de sobremesa, es evidente ya que en móviles nos cansamos antes. Pero lejos de ser algo negativo, nuevamente, debemos ser capaces de entender esa realidad y saber adaptar nuestros contenidos a una masa mobile cada vez más fiel y exigente. ¿Te adaptas o esperas a que la competencia lo haga antes?

5.- ¿Qué canales nos traen más lectores?

Saber cómo se comportan es esencial como vamos viendo, pero informes más clásicos y directos no deben dejarse de lado tampoco. Debemos ser capaces de identificar qué fuentes de tráfico son las que nos reportan unos lectores de mayor calidad.

¿Nos leen gracias a nuestros esfuerzos en SEO o porque tenemos un community manager que es una maravilla? Esta primera interpretación vendrá del binomio Google vs redes sociales, y tenemos que ir más allá y saber si esos lectores son pertinentes a nuestro contenido o no.

¿Hay algún canal que genera tráfico pobre que hace subir el rebote? Podríamos tener activo un anuncio en Facebook Ads que nos atrajera un gran número de lectores pero que tuviera un rebote muy por encima de la media, es decir, que llegan y se van sin hacer nada. Podría ser incluso que leyeran el artículo pero que se marcaran como rebote, puesto que si no interactúan con la web Google Analytics no será capaz de eliminar esa visita de la tasa de rebote.

“Es en esta línea que se hace imprescindible incorporar llamadas a la acción y demás incentivos a seguir viendo otros artículos para reducir la tasa de rebote”

Para los más avanzados, editando el código de seguimiento de analytics podemos configurarlo para que las visitas que superen un cierto número de segundos salgan del rebote automáticamente. Siendo un blog dependerá esta cifra del tamaño de los artículos en cuestión, pero si por ejemplo sacamos del rebote aquellas que sobrepasen los 30 segundos, tendremos más datos para saber que les ha interesado el artículo al que han llegado pese a que no hayan visto nada más en nuestro blog.

6.-¿Captamos? ¿Fidelizamos? ¿O ambos a la vez?

Como estrategias paralelas, la captación tiene unas herramientas para potenciarla, y de igual modo la fidelización sigue un camino independiente.

En base a cómo se estructure la estrategia online del blog, cruzar estos datos nos dará información sobre cómo evolucionan los lectores.

Un gráfico como el del dashboard que os he compartido que cruce “% de nuevas sesiones” vs “sesiones totales” tiene la gran ventaja de que nos permite ver de un simple vistazo si la estrategia está siguiendo un cauce más orientado a la captación o a la fidelización.

Si el porcentaje de nuevas sesiones diarias (es decir, nuevos lectores) es elevado, significará que estamos captando más nuevos lectores que no los que fidelizamos. Ahora bien, interpretar esta métrica por separado podría dar lugar a errores, y es que si los usuarios totales crecen en el tiempo podría darse el caso de que se estén consiguiendo paralelamente éxitos tanto en captación como en fidelización.

Si por el contrario los lectores diarios no crecen y el porcentaje de nuevas sesiones es bajo, querrá decir que tenemos una base muy fiel de seguidores y que, por lo tanto, nuestro punto de mejora se encontrará en descubrir nuevos canales a través de los que atraer una nueva legión de lectores pertinentes a nuestros intereses y objetivos.

7.TOP 10 artículos más virales

Este informe no puede faltar en cualquier analítica web para blogs que se precie, puesto que dará información muy útil sobre el éxito de la estrategia de social media, SEO, SEM o email marketing que llevamos a cabo paralelamente, indicando los artículos que han atraído un mayor número de lectores y que ha actuado exclusivamente como página de destino para ellos.

 

¿El artículo en el top 1 quiere decir en todos los casos que es el más interesante?

 

No necesariamente. Podría suceder que sí, como la lógica nos hace pensar, pero también deberían estudiarse otros inputs como la fuente que ha captado ese tráfico social (¿Qué red social fue la principal? ¿Es habitual para nuestro blog?), así como el título que compartimos en las redes sociales (¿Ha dado que hablar? ¿Tenía una estructura diferente? ¿A qué hora lo compartimos?…), y finalmente si esa viralización se tradujo en unos lectores de calidad o bien vinieron engañados por unas falsas expectativas.

Así que, como vemos, no siempre el top 1 en viralización es el mejor artículo del blog. Un mensaje que llevara a confusión podría provocar el efecto inverso, y que este éxito en viralización se haya traducido en una mala imagen de marca o un desengaño de los lectores potenciales que han llegado al blog.

Para finalizar, decir que por viralización aplicado a este caso de analítica web no entendemos el número de retweets o demás métricas, sino los clics efectivos desde cada red social. Porque sucede a menudo que ciertos artículos caen en la que llamé en otro artículo fiebre de compartir sin leer” o bien otro orientado al “Newsjacking como técnica de viralización, y esos ingentes datos virales no se traducen ni por asomo en un incremento de los lectores del blog.

Ah, y si vuestro objetivo con el blog es conseguir que un artículo alcance una difusión increíble, os recomiendo que tengáis presente este otro artículo sobre el “Newsjacking, una técnica para conseguir una viralización social legendaria”.

Ahora bien,

“Os guste o no viralizar, el gran error será que los datos cuantitativos cieguen vuestro análisis cualitativo”

Para los que os descarguéis el panel, veréis que automáticamente la sección “home” está descargada por el informe para no mezclar y generar confusión. Tanto si disponéis de dominio propio para el blog como si esté está alojado dentro de una web corporativa como categoría /blog. Un detalle, ¿no?

8.TOP 10 artículos más leídos

Ahora sí, este informe nos servirá para conocer cuál es el artículo que más lecturas absolutas ha tenido (es decir, contando cuando ha actuado como página de destino y también cuando ha sido una página de paso dentro de una navegación completa un lector)

Cruzando como en el panel que os he compartido las páginas con más lectores junto con el tiempo de lectura de esas páginas (aquí no hablamos del tiempo medio de la sesión, es decir, desde que entra hasta que sale del blog el lector, sino del tiempo medio en el artículo en cuestión) obtendremos datos de mucho interés nuevamente para comprender el funcionamiento de la estrategia actual y valorar sus éxitos y puntos de mejora.

Por una parte tendremos información sobre cuál es el artículo con un mayor volumen de lectores, y por otra parte cuál de ellos es el que más tiempo de lectura ha captado.

Podría suceder que la comparación no fuera limpia si la estructura de publicación del blog en lo referente a tamaño de los artículos no es estable. Por poner un ejemplo claro, cuando Vilma haga el análisis del tiempo de lectura en la analítica web de su blog, advertirá que este artículo tendrá un tiempo de lectura mucho mayor al resto, pero este hecho se deberá a que el tamaño del mismo también es mayor al tamaño habitual de las publicaciones de Vilma.

Es por ello que de nuevo no hay que confundir métricas. Si somos homogéneos en la longitud de los artículos, en cambio, sabremos cuál de los que está en el top 10 tiene un mayor índice de lectura, con lo que podremos de nuevo extraer excelentes e interesantes conclusiones. ¿Qué le diferencia del resto? ¿Es solo la temática o bien hay algún aspecto vinculado al diseño, la estructura del artículo, el redactor o la tipología de lectores que ha influido en este comportamiento singular?

Además, recordad que este cuadro de mando (para los que lo hayáis descargado e integrado en vuestra cuenta de Analytics) es dinámico, es decir, que variando los rangos de fechas o comparando dos periodos entre sí podremos jugar a nuestro antojo con la información y detectar tendencias o sacar comparativas de mucho valor estratégico.

9. ¡Qué quieren nuestros lectores!

Este informe es uno de mis preferidos, he de seros sinceros. Con la analítica web para blogs tenemos la capacidad de saber qué búsquedas hacen nuestros lectores en nuestro blog. ¿Magia? No, activemos el buscador interno de nuestro blog en Google Analytics.

De nuevo, tenemos que hacer una configuración previa en nuestra cuenta de Google Analytics, pero no os preocupéis, vais a ver que es muy sencillita de crear y nos va a dar una información de valor incalculable:

  • Ir a la pestaña de “Administrador” de Google Analytics
  • En la columna “Ver”, seleccionamos la vista a la que queremos añadir la información sobre las consultas en el buscador interno del blog y entramos en el apartado “Ver configuración”
  • Habilitar la casilla que indica “Seguimiento de la búsqueda en el sitio”
  • Indicar el parámetro de consulta (Que ahora mismo os explico qué significa)
 ¿Cómo conocer el parámetro de consulta de nuestro blog?

Muy fácil, vamos a nuestro buscador interno del blog y hagamos cualquier consulta. Yo voy a usar dos ejemplos prácticos para que lo veáis más claro. En primer lugar usaré la propia web de Vilma para que lo pueda configurar fácilmente si todavía no lo rastrea en su analítica web.

Voy a buscar mi nombre en el buscador: Roger Llorens (cualquier otra búsqueda es válida). Ahora nos fijamos en la URL que se ha generado, para el caso de la web de Vilma la siguiente:

Como vemos, después de la URL desde donde he buscado aparece una información extra que nos indica la query de búsqueda (la consulta) y otros parámetros que tiene Vilma configurados en su blog. En nuestro caso, nos damos cuenta de que lo que va antes del “=”, antes de la búsqueda en cuestión, coincide con la letra “s”. Pues tan fácil como añadir “s” (sin las comillas, que quede claro) en el espacio de Google Analytics en que nos pedía el parámetro de consulta.

Otro ejemplo, en la web donde soy editor y me podéis leer semanalmente he realizado la misma búsqueda. Como vemos, aquí la URL que nos devuelve es más simple, pero de nuevo coincide con que el parámetro de consulta es una “s” también.

No siempre es así, pero para la gran mayoría de blogs (especialmente los que esté alojados en WordPress) el parámetro de consulta será una “s” o una “q”.

Y así de fácil hemos conseguido configurar el informe de consultas de búsqueda internas en Google Analytics, ahora vayamos a desgranar qué información estratégica nos puede dar.

Recuperemos el hilo del análisis web del blog, ¿¡qué quieren nuestros lectores!?

“Una pregunta para la que activar este informe de búsqueda interna nos va a dar armas muy potentes para descubrirlo”

Bien, en primer lugar nos indica aquellos topics, temas o consultas que el lector espera encontrar en nuestro blog y que no quiere buscar manualmente entre las categorías. Esto podría darse a menudo en blogs de cierto tamaño, donde existen varias categorías y generan una cantidad de artículos considerable. Aunque no por ello podría usarse, por ejemplo, desde un móvil para encontrar un artículo de una temática concreta o de cierto autor o autora.

Además, para los que vayáis revisando el panel a medida que leéis esta guía, veréis que hemos incorporado datos de “tiempo posterior a la búsqueda”. ¿Cómo interpretamos esta métrica?

Nos va a indicar a grandes rasgos si la consulta fue satisfactoria. Es evidente que si buscan un término para el que no hemos escrito, no van a encontrar resultados, por lo que es probable que el lector abandone la web. En estos casos, nos encontraremos con que el tiempo posterior a la búsqueda es bajo.

 

¿Cómo interpretar unos números de tiempo posterior bajos?

Tiene una doble lectura sobre la que construir los pilares de una inmediata y urgente optimización. Podría pasar que encontrar a resultados para la búsqueda pero que no le gustaran, en tal caso deberemos revisar la calidad de nuestros artículos. Por otra parte, podría suceder que se fuera porque no ha devuelto resultados, por lo que tendremos un hueco de mercado si esa consulta se repite sistemáticamente en el tiempo o es pertinente.

 

¿Qué más información nos da el informe del buscador interno?

Pues una que os va a encantar y en la que seguramente ya hayáis caído:

“El informe del buscador interno nos dará ideas para redactar nuevos artículos en base a lo que esperan de nuestro blog los lectores”

Si identificamos que hay algunas consultas que no satisfacemos, pero que los lectores esperarían encontrar, nos tendremos que poner manos a la obra e incluirlas dentro del calendario editorial a corto plazo para no dejar escapar más lectores.

Paralelamente, podría suceder que algunos términos concretos tengan un uso “de calle” distinto al que nosotros planteamos en el blog. Esto sucede con palabras importadas del inglés, que a menudo se afianzan antes que una traducción y que suelen ser un punto de discordancia con la forma de hablar que haya. O bien la forma de buscar entre el español de España o de Uruguay puede dar pie a formas distintas de encontrar resultados que se deben tener presentes también.

Mil y un usos para este informe, todos ellos de máxima importancia para la estrategia de contenidos y para comprender mejor qué buscan nuestros lectores en nuestro blog, qué esperan encontrar, qué encuentra y, sobre todo, ¡qué no encuentran!

 

¿Os he dicho que es uno de mis informes favoritos? No lo suficiente.

 

10.¿Dónde están mis lectores?

Nuestra ciudad de residencia o el origen de la redacción de los artículos para nada limita el alcance que estos puedan tener en la red. Al contrario, seguramente advirtamos que tenemos lectores fidelizados más allá de las fronteras de nuestro país. ¿Es esto bueno, malo o indiferente? Pues como en todo en la analítica web, dependerá de los objetivos marcados.

Para un blog de corte comercial, tener lectores fuera de las fronteras si la empresa para la que se escribe no vende al extranjero tendrá poco sentido en el medio plazo. Si son unos datos residuales o poco relevantes no tendrá mayor problema, pero ¿y si son mis principales lectores?

“Un lector cuesta mucho de conseguir, tanto si es nuevo como si es alguien fidelizado, por lo que nunca deberemos faltar a esa confianza que alguien ha depositado en nosotros”

Y esta lectura es válida tanto si entra dentro de nuestros objetivos estratégicos o comerciales del blog, como si no lo hace. Aun así, detectar que las ciudades o países desde donde nos están leyendo no encajan con la estrategia ideal será motivo suficiente para reformularla y encauzarla hacia donde más nos pueda interesar.

Dicho esto, saber de dónde nos leen también tiene lecturas muy constructivas y de interés empresarial o bloggero. Por una parte podemos segmentar mejor los contenidos, lanzar campañas geolocalizadas o ponernos en contacto con otras personas clave de ciertas regiones para seguir alcanzando nuestros objetivos.

Analizando la tasa de rebote por ciudades también veremos si hay ciertos puntos que, ya no por idioma sino por dialecto o por inquietudes o gustos, no estamos sabiendo atraer e integrar dentro de nuestros lectores de calidad habituales. Además, si vamos más allá y nos adentramos en la fuente de ese tráfico concreto manteniendo segmentación por ciudad y con la métrica del rebote en mente, podríamos ver que, por ejemplo, tenemos seguidores en Facebook que no son relevantes a lo que compartimos ya que suelen abandonarnos sin leer, o que Twitter en cierto país tiene una elevada difusión pero son lecturas de consumo rápido.

Son ejemplos, al final la realidad y profundidad de cada interpretación la marcará el sector económico y el propósito que tenga cada uno de vuestros blogs.

11.¿Qué día nos leen más?

Hay estudios que dicen que… Nono, que no te engañen con cifras genéricas, es momento de centrarse en la analítica web de tu blog en particular.

“Hay un montón de infografías sobre horas, días, redes sociales, formatos y demás detalles que determinan el éxito o fracaso de un artículo o un tweet. Y no digo que no tengan gran parte de razón, pero la analítica web se base en el testeo y la toma de decisiones en base a datos. En este caso podemos obtener datos propios, así que juguemos con ellos y no pensemos que lo que funciona a otro nos funcionará a nosotros también”

Al analizar los días que nos generan más lectores, es interesante siempre tratar de cruzar esta métrica con la duración de estas sesiones en el blog. De este modo, no solo sabremos cuantitativamente qué días son nuestros días top, sino que también el tiempo que nos pueden dedicar en base al día de la semana que es.

Podría ser que lunes y martes tengamos muchos lectores, pero en cambio dedicaran mucho más tiempo a leer los artículos el fin de semana.

“Esta psicología del lector será determinante para organizar la estrategia de difusión, especialmente la de social media”

Si no coincide días top en lectores con días top en tiempo de lectura (como suele suceder, nadie dijo que esto fuera a ser fácil) entonces tendremos que buscar el equilibrio entre intereses de difusión e intereses de engagement.

De nuevo, los objetivos estratégicos marcarán la línea hacia donde decantarnos. Y es que, de nuevo,

“no siempre más significa mejor en analítica web”

12.¿A qué horas nos leen?

Recuperemos la información sobre los dispositivos móviles y veamos cuáles son las horas en que más lectores tenemos, por una parte, y cuánto tiempo nos pueden dedicar a leer los artículos.

Generalmente (sí, voy a generalizar) las mañanas tienen unas lecturas elevadas pero breves en el tiempo, justo antes de comer vuelve a haber un pico de lecturas esta vez con mayor dedicación, tras la comida y antes de terminar la jornada laboral acostumbra a haber tiempos de lectura mayores (una vez descontemos aquellos que se echan la siesta con nuestro artículo) y finalmente la noche tiene un comportamiento interesante también en tiempo disponible. El resto de horas tienen sus picos, y debemos saber entenderlos en base a la tipología de lectores que tenemos (no será lo mismo que nos orientemos a técnicos que a personas desempleadas por ejemplo) y a sus horarios habituales (recordemos las lecturas rápidas en el metro o autobús, o nuestra lectora fiel que nos dedica un rato cada día cuando se tapa con la manta)

La esencia de todo análisis web está en la segmentación y en saber comprender la psicología y hábitos de vida de nuestros lectores. Nada fácil, lo reconozco, pero con el cuadro de mando que os comparto confío que estéis un paso más cerca que conseguirlo. Bueno, eso es algo que nunca se consigue al 100%, ya que los analistas web nunca tenemos suficiente y vivimos en la constante investigación de un nuevo nicho, segmento o perfil de lector (o cliente para cuando analizamos ecommerce) que represente una oportunidad de negocio o ser digno de incluirse en la estrategia de marketing online.

12+1. Conclusión

Si no te convenciste a la primera de descargarte la plantilla de Google Analytics para estudiar la analítica web de tu blog, espero que este repaso te haya acabado de convencer y tengas una herramienta más a tu disposición para seguir mejorando y optimizando tus contenidos, llegando a más gente y fidelizando a tu legión de lectores.

Adelante analistas, os toca devorar los números de vuestros blogs y seguir optimizando vuestras estrategias de marketing online.

Post de autor invitado Roger LLorens

Descarga esta guía en PDF

botón descarga

¿Quieres acceder a contenidos PREMIUM de Marketing Online?

super-librería


Imagen: ShutterStock

You may also like

Leave a comment